post-image

Antes que nada debes tener en cuenta que ninguno de estos signos aisladamente te hacen un jugador adictivo, aunque sí levantan alertas. El juego tanto online como en un casino físico se puede llamar un problema cuando no puede ser controlado y cuando interfiere con tus finanzas, con tus relaciones familiares o de trabajo.

Si crees que tienes un problema de adicción al juego y necesitas ayuda, por favor, no dudes con ponerte en contacto con nosotros a través del ícono en la parte inferior derecha de esta página y con gusto te guiaremos, sin costo, hacia las entidades que pueden ayudarte con tu problema.

Dicho esto, vayamos a los 10 signos a los que debes prestarle atención a la hora de definir si tú, o algún conocido tiene un problema con el juego.

  1. Mentir. Las personas con problemas de juego suelen intentar ocultarlo a la gente a su alrededor. Y para a ello comienzan a mentir a sus familias, compañeros de trabajo o amigos.
  2. Perseguir las pérdidas. Algunos apostadores con problemas suelen decir que simplemente están intentando recuperar el dinero que han perdido en apuestas previas. Y que una vez que lo hagan dejarán de apostar. O que han perdido por haber cambiado de estrategias y no tuvieron suerte. Pero la realidad es que es altamente probable que continúen apilando pérdida sobre pérdida, y que esté comportamiento los lleve a endeudarse.
  3. Pedir dinero prestado. ¿Qué hace una persona con alguna patología relacionada a las apuestas, una vez que ha perdido su dinero? Comienza a pedir dinero prestado a familiares, amigos, compañeros de trabajo o inclusive a extraños, mintiendo sobre el verdadero motivo por el cual pide ese dinero. Pueden llegar a sobrepasar los límites de sus tarjetas de crédito o buscar a alguien que pague sus deudas de juego.
  4. Apostar siempre mas. De la misma forma que una persona con problemas de drogas o alcohol necesita aumentar constantemente su «dosis» de apuestas para disfrutarlas. Es decir, tienen que apostar mas y mas para tener la misma sensación del comienzo, lo que acumula riesgos y deudas.
  5. Estar obsesionados con las apuestas. Cuando esto ocurre, los apostadores no pueden dejar de pensar en la última vez que apostaron y en la próxima vez que van a apostar. Llegado a este punto cualquier motivo es suficiente para ir a apostar, e intentarán cualquier estrategia que les posibilite obtener el dinero que necesitan.
  6. Ser incapaz de parar de apostar. Muchos apostadores compulsivos saben que deberían jugar menos, y quieren dejar de hacerlo. Suelen intentarlo repetidamente, pero no pueden contra la necesidad de jugar. Por eso es vital no estigmatizar, ya que no siempre se trata de un problema de voluntad. Por eso precisamente es importante desestimular y criticar a los casinos o promotores de sitios de casinos que se enfocan en captar a estos jugadores vulnerables. Que es, en parte, lo que intentamos en Betizen.
  7. Apostar por necesidad. Cuando una persona con problemas de juego intenta apostar menos o dejar totalmente de apostar, puede presentar síntomas de abstinencia como y cualquier otro adicto se vuelven irritables, impacientes, agitados o tensos si no obtienen su «dosis» de apuestas.
  8. Apostar para olvidar. Este tipo de jugadores apuestan para olvidarse por un momento de sus problemas o reducir su estrés. Los juegos para ellos, no son solo entretenimiento, sino algo para sentirse mejor y escapar de aquellas cosas que los preocupan. Luego, desgraciadamente, el juego en sí mismo se vuelve un problema mas en sus vidas.
  9. Robar o cometer fraude para apostar. A pesar de sus pérdidas los jugadores con problemas de juego continúan apostando y su estado financiero continúa poniéndose peor. Llega un momento que pedir prestado a familiares, compañeros de trabajo o amigos deja de ser suficiente. En estos casos es frecuente que para continuar financiando su hábito y ganar un jackpot que los saque de la ruina, muchos recurren al delito.
  10. Apostar porque es la cosa mas importante en el mundo. Los apostadores con problemas serios suelen volverse tan adictos al juego con la esperanza de recuperar sus pérdidas que no dejan de caer en problemas financieros, sociales, y profesionales cada vez mas profundos. Llega un punto que todo en sus vidas gira en torno a las apuestas. Como hemos visto, a través de diferentes justificaciones, algunas de las cuales suelen ser muy inteligentes, ya que la adicción no es un tema de inteligencia. Poniendo sus carreras, sus relaciones interpersonales, y su salud personal en riesgo continuo.

Nos parecía fundamental dar a conocer esta información, precisamente por ser un sitio de encuentro de jugadores.

Nuestro fin no es censurar el juego online. Creemos que hay formas de entretenimiento, como las apuestas, que son válidas en tanto se realicen dentro de un marco de salud y equilibrio. Desgraciadamente en la industria abundan los casinos y sitios promocionales abusivos y fraudulentos. O como ha quedado demostrado en noticias recientes, sitios promocionales que se enfocan precisamente en captar usuarios vulnerables, ya que representan para ellos ganancia seguras y abultadas.

Son esos afiliados y casinos los que hacen que parte de esta industria se haya vuelto inmoral y codiciosa. Por eso creamos Betizen. Para protegernos de esos sitios y personas fraudulentas que por ganar algunos dólares mas, se justifican el daño que hacen a otras personas. Por eso es que necesitamos que colabores denunciando a los casinos con malas prácticas y difundiendo el mensaje.

Parte de este artículo ha sido creado con la ayuda de un documento del Information and Referral Centre of Greater Montreal.

¡Buena diversión!